Tu Espada Mental

El Poder del Conocimiento para Todos

Hay más dicha en dar que en recibir.

Jesús

"No Existe algo tan difícil, ni tan complejo que con el Tiempo no lo logres comprender."
Síguenos en redes sociales

Las Drogas y El Camino Espiritual

Escrito originalmente por para Tu Espada Mental

drogas y camino espiritual

Hola que tal amigos!
Cómo han estado!

Ha sido un largo tiempo desde la última vez que les escribí… Como deben saber, actualmente estoy escribiendo un Libro de Autoconocimiento (revisar aquí), eso me ha tenido bien ocupado y muy motivado, pero también desde hace muchísimo tiempo tenía las ganas de escribir sobre esto. Pues bien, ahora es el momento.

Vamos a hablar sobre Las Drogas y El Camino Espiritual
Para empezar, quiero decir que yo respeto abiertamente toda opinión sobre esto, y es evidente que sobre la única persona que tengo algún derecho es sobre mí mismo, pero si vienes aquí, supongo que es porque quieres leer y saber qué pienso. Pues bien, ahora te diré todo lo que pienso y sé sobre el tema. ¡Vamos allá!

La verdad es que yo creo que todos tenemos un concepto de lo que es una droga, pero haré una pequeña definición para que tengamos una idea en común de lo que estamos hablando.
Una droga es una sustancia que puede modificar el pensamiento, las sensaciones y las emociones de la persona que la consume. Las drogas tienen la capacidad de cambiar el comportamiento y, a la larga, la manera de ser.

Algunas drogas se consideran legales y otras, ilegales. La consideración de un tipo de droga como legal (como sucede con el alcohol o el tabaco) solo implica una regulación diferente de la producción y de la comercialización, y en ningún caso quiere decir que no sea peligrosa.

Todas las drogas tienen un riesgo y no existe consumo alguno que pueda considerarse totalmente seguro. El riesgo resulta de la combinación de tres factores: los efectos que provoca la sustancia, la manera de utilizarla (dosis, forma de administrarla) y la vulnerabilidad del consumidor.

Ok, luego de esta definición, también sabemos que las drogas tienen muchos usos y finalidades… algunas drogas son usadas para la recreación, otras para la medicina, otras para hacer daño, y también, hay algunas usadas para la espiritualidad. Hoy vamos a hablar del uso de las drogas en nuestro camino espiritual.

En primera instancia, no todas las drogas se pueden usar para los mismos fines, las drogas que se utilizan para el camino espiritual generalmente son de origen natural, no sintético. Pero aunque quienes las usen para esos fines no las consideren drogas porque supuestamente “no generan dependencia” ni otras cosas, para mí la verdad es que lo son igual. Por ello la definición que hice antes.

El verdadero asunto en esto es, que a pesar de que una droga pueda ser natural y usada para fines espirituales, aun así su uso puede ocasionarnos efectos colaterales no deseados ni esperados. Piensen solamente en la última parte de la definición:

los efectos que provoca la sustancia, la manera de utilizarla (dosis, forma de administrarla) y la vulnerabilidad del consumidor.

Y es más… algunos de los efectos colaterales en nuestro cuerpo físico ni siquiera pueden ser detectados por la medicina. Ello hace que esto sea incluso más riesgoso de lo que parece… pues al usar una droga, el daño ya hecho, puede tener efectos en nosotros, pero tal vez no podemos descubrir dónde está el daño.

Pero bueno, pensando en que tal vez estas drogas solo se usarán una sola vez para un fin introspectivo, de autoconocimiento y sanación espiritual. Tal vez no sea tanto el daño que nos pueda hacer… o por lo menos no tendremos efectos por el daño ocasionado. Eso claro, si no se siguen usando en el futuro. Pero a pesar de ello, hay muchas cosas más que debemos considerar.

El Camino Espiritual

Todos aquellos (me incluyo) que estamos y seguimos un camino espiritual conscientemente, sea cual sea, lo que estamos buscando es llegar a la meta de aquel camino y así avanzar espiritualmente. Dicho camino puede ser muy variado, hay muchos caminos que llevan a un mismo lugar, pero con métodos y experiencias diferentes. Mi camino personal por ejemplo, está fundado en tres cosas, la expansión de mi consciencia, la elevación de mi consciencia y mi autoconocimiento. Aquellas tres cosas son las virtudes de mi camino espiritual personal, y he puesto muchísimo empeño en avanzar lo que más he podido desde que lo comencé conscientemente.

En mi camino espiritual, no hay drogas. El nivel de consciencia y desarrollo espiritual que tengo no lo he logrado con el uso de éstas. Tal vez algunas personas que me leen no entenderán cómo sé tanto, o cómo llego a escribir lo que escribo… tal vez alguien habrá pensado que he escrito bajo los efectos de algo, pues no es así amigos.
El verdadero Desarrollo Espiritual para mí es sin drogas. Sea cual sea mi actual evolución espiritual, ésta la he logrado sin ellas. Pienso que así es como debe darse, y que aunque el avance es lento… es seguro, preciso y permanente en el tiempo.
Es cierto que existen otros métodos, pero como la mayoría de las cosas, lo que no cuesta ni requiere esfuerzo fácilmente se va, así también sucede con el avance en cada uno de nuestros caminos espirituales, que aunque no seas consciente del tuyo, todos tienen el suyo.

En mi camino espiritual no hay ningún líder, ni Maestro a quien seguir, los únicos Maestros son los que por su propio camino han llegado a la meta última de fundirse con el todo, con la fuente, con Dios o el universo como le quieras llamar. A esos Maestros sí que les admiro e intento aprender de ellos, uno de ellos para mí es Jesús… pero a pesar de esto, ningún Maestro puede recorrer mi camino por mí, mi camino espiritual (así como el tuyo también)  es personal y único, nadie más que yo lo puede recorrer.

La primera virtud de mi camino espiritual es La Expansión de la Consciencia.

Esta virtud tiene que ver con el conocimiento, es lo que me hace saber. Es lo que me hace adquirir conocimiento, y se da en todas las personas de forma natural desde que nacen. Cuando una persona acaba de nacer, su consciencia terrenal no conoce nada (salvo algunas excepciones), entonces a medida que va creciendo la persona comienza a saber, a adquirir conocimiento. Así un niño a medida que crece va expandiendo naturalmente y sin esfuerzo su consciencia hasta convertirse en adulto y en anciano. Pero a pesar de que a todos nos sucede esto, no todos llegamos a los mismos niveles de expansión. Pueden haber ancianos con niveles muy bajos, fácilmente superados por niños. En todo esto, también influye el entorno donde crece una persona, el tiempo actual y el estado de evolución colectivo en el que se encuentra la humanidad ahora. Mientras más evolución tenga colectivamente la humanidad, más pueden expandir sus consciencias las personas de forma individual… esto influye, pero no limita a quien de verdad le interesa expandir su consciencia, pues a pesar de que esto suceda de forma natural, el esfuerzo puesto en ello hace mucha diferencia.

La segunda virtud de mi camino espiritual es La Elevación de la Consciencia.

Esta virtud tiene que ver con la comprensión de lo que se sabe y lo que se conoce. No es lo mismo saber que 2+2 son 4, que entender cómo y por qué 2+2 son 4. Este simple ejemplo, llevado a la vida misma, y extrapolado a todas sus facetas, nos lleva a adquirir un entendimiento profundo de la vida y sus experiencias. Elevar nuestra consciencia nos hace entonces, adquirir sabiduría y ser capaces de ver más allá que el común de las personas. En otras palabras, a mayor comprensión y entendimiento de la vida, mayor sabiduría tendrás. Y esto no es otra cosa más que la consecuencia de tener una consciencia muy elevada, por sobre la media que alcanzan las personas. Por esto, la virtud de elevar nuestra consciencia no es algo que suceda de forma natural, ni tampoco les sucede a todas las personas al llegar a la vejez… la sabiduría no tiene que ver con la edad física, sino con la edad del alma y su evolución. Por ello, quien se esfuerza por adquirir sabiduría debe poner especial atención a desarrollar un profundo entendimiento sobre la vida, pues ser sabio no es exactamente saber muchas cosas, sino entender profundamente las cosas que se saben. Y a la vez, tener gran sabiduría nos otorga una gran habilidad para lograr ir comprendiendo cada vez nuevas cosas sobre la vida, así más y más, desde el mundo físico hasta más allá de lo físico, pues realmente la sabiduría es conocimiento espiritual. Así es como yo he logrado comprender tantas de las cosas que he explicado aquí, esforzándome sinceramente por elevar mi consciencia.

Y la tercera y más grande virtud de mi camino espiritual, es mi Autoconocimiento.

El autoconocimiento es conocerse a sí mismo, esto la verdad es que es bastante fácil decirlo, pero mucho más difícil llevarlo a cabo. Pues conocerse a sí mismo debe lograrse en profundidad, y el verdadero fin último es conocerse en nuestra totalidad. Y cuando aquello sucede, nos iluminamos espiritualmente, pues hemos conocido y sacado a la luz absolutamente todo aquello de nosotros que se mantenía en nuestra zona oscura, en nuestra autoignorancia.

La virtud del autoconocimiento es la que más he trabajado, llevo más de la mitad de mi vida en ello, las otras dos virtudes las empecé a trabajar después… pero al igual que algunos, yo pensaba que conocernos en nuestra totalidad era imposible, pues siempre estamos cambiando. Pero en los últimos meses, mi elevación de mi consciencia me dio la capacidad de comprender que estaba errado, y que conocernos en nuestra totalidad incluye conocer también todos nuestros cambios y transformaciones, no solo de esta vida, sino de todas nuestras vidas anteriores. Pero cuando llegas a eso, logras la Iluminación Espiritual, la cual es la meta última de todos los caminos espirituales.

El Verdadero Desarrollo Espiritual

Mi camino espiritual tiene tres virtudes, las mismas que tienen todos los verdaderos caminos espirituales, si crees que mi camino espiritual es mejor que el tuyo por los resultados que tiene, yo solo te diría que analices si en tu propio camino espiritual estás logrando estas tres virtudes ya mencionadas. Si te falta alguna, entonces busca cómo desarrollarla en tu propio camino, seguro que encontrarás la manera de hacerlo.

Además de esto, debes considerar que yo me he tomado muy en serio mi esfuerzo por desarrollar esas virtudes. Han sido años de mucho empeño, y será así hasta mi último día en este planeta. El esfuerzo personal puesto en desarrollar esas virtudes, como ya te dije antes, siempre marca la diferencia.

Yo he dicho que todos tenemos un camino espiritual, lo sepamos o no, lo queramos o no. Eso es así porque es una ley natural cósmica que todo evolucione, así, nada ni nadie puede estar estancado e inmóvil, todo en el universo cambia y evoluciona. Así mismo también evolucionan todas las consciencias del universo.

Cuando yo en esta vida era muy pequeño, tenía una curiosidad especial por temas “misteriosos” como fantasmas, cosas mágicas, qué pasaba después de la muerte, vida extraterrestre, etc. Recuerdo que cuando veía en televisión algo respecto a eso, a mí me llamaba mucho la atención y quería saber… pero al pasar los años, ese “interés” por esos temas fue decayendo… se había transformado en lo que yo llamaba, un interés por conocer “los misterios de la mente”, así que después continué persiguiendo otras cosas. Así fue como en mi búsqueda por los misterios de la mente, recurrí a lo más conocido respecto a ello, la psicología… estudié un poco de ella, pero aun así me daba cuenta de que ello no era lo que andaba buscando… no me saciaba. Hasta que cierto día, descubrí un conocimiento espiritual, éste fue el primero de una gran seguidilla, dicho conocimiento fue el que me llevó a empezar un camino espiritual cada vez más consciente. Aquel conocimiento también inspiró el nombre de este blog, y más tarde, me llevo definitivamente a conocer lo que desde niño siempre anduve buscando, encontrar mi verdadero camino espiritual.

Así comprendí más tarde, que siempre sentí esa necesidad, y por eso desde niño buscaba… pero ni yo mismo sabía qué cosa buscaba… por eso cuando aparecían temas “misteriosos” en televisión al comienzo me llamaban la atención… era mi ser interno, mi intuición diciéndome “busca allí, tal vez alguien menciona algo que te sirva para encontrar tu camino”… así busque y busque por años sin saber qué era lo que buscaba… ¡hasta que lo encontré!

Así, de esta misma manera pienso que están todas las personas de este planeta (y de otros planetas también). Todos, muy en el fondo de su alma están buscando, pero la mayoría no saben que están constantemente buscando, ni tampoco saben qué cosa es lo que buscan. Muchos se pierden en el camino. Otros saben que son buscadores, pero no saben qué es lo que buscan. Y hay quienes se reconocen como buscadores, saben lo que buscan, pero no saben dónde encontrarlo. Así, todos estamos en diferentes niveles y progresos de nuestra búsqueda personal… yo por ejemplo, considero que ya encontré mi camino… estoy 100% seguro en él, pero eso solo es la primera parte… ahora me toca recorrerlo.

Pero como he pasado por varias etapas para encontrar mi camino, a veces se me hace fácil reconocer a otros buscadores y saber en qué parte de su búsqueda están. Por eso siempre intento ayudarlos a encontrar su camino. Por ello, es tremendo este tema, porque todos buscan su evolución espiritual, lo quieran o no, y lo sepan o no. Pero así como ya dije, yo tal vez puedo indicarles por dónde seguir, pero no puedo hacer el camino por ellos.

En esta incesante búsqueda personal, parte de ella para algunos es transitar y explorar en el uso de drogas, para ver si así encuentran lo que buscan. Pero lamentablemente, creo que de todas las personas que usan drogas, hay más personas que se pierden que las que encuentran (aunque claramente, perderse también puede ser parte de la búsqueda). Pienso que entre los buscadores más inconscientes, muchos de ellos usan drogas sin saber que muy en el interior de su alma, están buscando una forma de conectar con su camino espiritual, es como un anhelo del alma muy profundo e inconsciente que todos tenemos.

Hace muy poco, tuve la oportunidad de hablar con una persona que transitó su búsqueda por el camino del chamanismo. Esta persona utilizaba drogas todos los días, era algo así como una “práctica espiritual” para él… así estuvo muchos años, y pensó que aquel camino podría llevarlo a un buen destino. Más tarde tuvo efectos colaterales de las drogas, estas afectaron su sistema nervioso… llego a un punto donde desistió de seguir y decidió explorar otro camino… uno mucho más limpio y puro, pero no por ello más fácil.

meditacion

Este otro camino era el de la meditación. Y como esta persona al igual que yo, también era un buscador sincero y comprometido, empezó a recorrer su nuevo camino con mucho empeño y dedicación. Así, de a poco se fue librando de varios efectos de las drogas (lo que no significa que el daño haya desaparecido), y decidió nunca más utilizarlas. Y luego se dio cuenta exactamente de lo mismo que yo había comprendido hace mucho tiempo (esta comprensión es por la elevación de la consciencia). Puede ser que el uso de alguna droga te ayude en tu camino espiritual, pero solo debes tomarlas como un medio, no como un fin. Y todas las cosas que podrías lograr con la ayuda de una droga, también las puedes lograr sin ellas.

En esto, hay un pensamiento muy esclarecedor que nos puede servir como principio:

Lo malo, lo oscuro y negativo, siempre es más fácil, mientras que lo bueno, lo luminoso y positivo siempre es más difícil.

Esto en realidad, si lo llevas a la vida misma y a todas sus facetas, te darás cuenta que es muy cierto. El camino “luminoso” siempre es más difícil, pero por ello mismo, es el camino de mayor valor, pues no es para cualquiera, necesita un gran esfuerzo y seguro que si lo transitas, obtendrás un mayor desarrollo de ti mismo.

Un ejemplo podría ser, ¿qué tiene más valor, una flor que tu madre te compró y te regaló, o una flor que tu madre sembró, regó, cuidó por días o meses, le dio mucha dedicación y luego te la regaló?

Así como ese ejemplo ¡hay muchos más! Y lamentablemente, yo opino que utilizar drogas para el camino espiritual es como eso, en vez de esforzarnos aún más por resolver nuestros problemas, vamos y tomamos una droga para ver si ésta nos da la solución. Tú por supuesto estás en plena libertad para hacerlo, pero es necesario que sepas las diferencias y conozcas todo lo que está implicado en el asunto para que puedas decidir correctamente (y aún nos faltan más cosas por las que hablar).

Yo pienso en verdad, que la educación espiritual es responsabilidad de cada uno. Todos tenemos esa responsabilidad, todos debemos inevitablemente crecer en nuestro desarrollo espiritual, aun cuando lo sepamos o no. Lamentablemente, la mayoría de las personas ignoran este deber, y el avance logrado en una vida vivida sin significado es mínimo, por lo que las experiencias y vivencias se seguirán repitiendo hasta aprender las lecciones elegidas y necesarias para tu alma. Sólo cuando realmente tomas consciencia de la responsabilidad que tienes en tu desarrollo espiritual, y vives tu vida con un propósito, el avance logrado en una vida es considerablemente mayor que lo comúnmente logrado por las almas encarnadas.

Tu verdadero desarrollo espiritual siempre debe estar fundado en un sincero esfuerzo y tiempo destinado a desarrollar tu consciencia, a purificarla y limpiarla. Mientras más elevada sea tu consciencia, mayor será el desarrollo espiritual que estés logrando. A la vez, elevar tu consciencia te dará mayor comprensión y sabiduría, pero ésta es solo una sabiduría exterior, provista de tu entendimiento de la vida. Hay otra gran sabiduría, la que se logra solo a través del autoconocimiento, comprender cabalmente tu interior y todo lo que habita allí, lo que eres, lo que debes hacer, lo que necesita tu alma y en lo que te debes convertir te dará una gran sabiduría interior, la cual siempre debe ir de la mano con tu sabiduría exterior. Juntas son una verdadera fortaleza para cualquier cosa de tu vida, y tus futuras vidas. Y tal vez te estés preguntando “¿Y cómo puedo conocerme a mismo?”, la verdad es que abordar eso en la profundidad que se merece es mucho más complejo… tanto que no me alcanza en tan solo un artículo, por ello y otras razones es que estoy escribiendo un libro dedicado a esto, porque de verdad, es algo que todos necesitamos, conocernos a nosotros mismos es fundamental para nuestro desarrollo espiritual.

Las Drogas y El Autoconocimiento

El Autoconocimiento es el arte de conocerte a ti mismo, en el cual hay muchas herramientas y técnicas. Entre las herramientas que podemos encontrar, están algunas drogas comúnmente llamadas, Plantas de poder.
Estas plantas tienen una gran capacidad para llevarnos a un nivel muy profundo de nosotros mismos… de una forma muy rápida, fácil, y por lo mismo, brusca. Las plantas de poder no solo hacen eso, también nos expanden y elevan nuestra consciencia… son verdaderamente una herramienta muy potente, pero también son como un arma de doble filo.

Las mayoría de las personas en su vida han tenido muy pocos procesos de autoconocimiento realmente profundos… la mayoría de los procesos que han tenido siempre son superficiales e inconscientes, lo cual hace que casi nadie tenga experiencia real en lo que es realmente el autoconocimiento. Por ello mismo, quienes no saben esto, no tienen ni idea de a las cosas que se pueden enfrentar al tomar una planta de poder que tiene la capacidad de llevarlos a un proceso de autoconocimiento realmente profundo… donde lo que allí se encuentra, no solo son tesoros, sino que también monstruos internos ocultos en todas nuestras zonas oscuras de nuestro interior.

Los “monstruos internos” como les llamo yo, son miedos profundos, traumas, vicios, esquemas de pensamiento muy arraigados, entre otras cosas.

Las plantas de poder, al tener la capacidad de llevarnos a un viaje interior tan profundo, nos pueden revelar y hacernos enfrentar a nuestros peores monstruos internos… a aquellos que conocemos, y a los que no conocemos conscientemente también… lo que para algunas personas que no están preparadas puede ser muy complejo y delicado (por decirlo lo menos).

A todo esto, hay que sumarle el efecto que tiene una planta de poder en las otras dos virtudes, la planta de poder expande tu consciencia más allá de tu nivel actual, forzando el límite que tienes en tu consciencia… esto, de alguna forma, durante el efecto de la planta podría darte la capacidad de saber cosas que no sabías. Las cuales generalmente se pueden olvidar luego del efecto. Y por otro lado, la elevación de la consciencia que te produce la planta, te hace comprender muchas cosas que nunca habías comprendido… ¡y aquí viene un gran peligro amigos!

Una vez recuerdo que al expresar mi opinión sobre las drogas en el camino espiritual, alguien me dijo, “¿si toda la energía que obtenemos para vivir en este plano proviene de la pachamama, por que no probar alguna de sus plantas para tener experiencias en otros planos?”
El planteamiento está súper bien, es una excelente pregunta, pero lamentablemente debo decir que no toda la energía que necesitamos para vivir la obtenemos de nuestro planeta.

Nosotros como seres humanos, tenemos una conexión energética con nuestro planeta, pero también tenemos una conexión energética con el cosmos. Hay una energía que no nos llega de la tierra, sino del universo, y que entra específicamente por nuestro chakra coronario… influenciando y afectando nuestra mente, y en consecuencia, nuestro cerebro. ¿Recuerdan todo lo que les expliqué en los artículos, Metafísica de las Ideas y El Origen de las Ideas? Bueno, lo que les expliqué allí justamente tiene que ver con esto, con la influencia del cosmos sobre nosotros, específicamente con nuestra mente y nuestro cerebro.

El caso es amigos, que nuestro cerebro y nuestra mente son los principales receptores de la energía cósmica y metafísica, con esta energía podemos obtener sabiduría externa, pero nuevamente, la elevación de la consciencia producida por una planta de poder puede ser tan brusca, y grande, que ello nos puede dejar un desequilibrio mental y cerebral muy grave, el cual fácilmente puede terminar en un trastorno mental.

alex grey

La explicación es la siguiente, supónganse que tienen un ampolleta (bombilla de luz) pequeña la cual enciende con la electricidad de una pila… por lo cual, esta ampolleta tiene unos cables con un grosor específico para aquella pila y su electricidad. Pues bien, ¿Qué pasaría si de pronto lleváramos aquellos cables delgados a un enchufe eléctrico de la casa? Lo que pasaría es que la electricidad (la energía) del enchufe eléctrico sería tanta que derretiría y fundiría al pequeño cable delgado de la ampolleta pues éste no tenía el grosor (la expansión) necesario para resistir tal nivel de electricidad. Pues bien, esto es exactamente lo mismo que puede suceder con la energía cósmica y nuestra mente y cerebro. La conexión al cosmos puede ser tan fuerte por la influencia de una planta, que en el momento seguramente seremos capaces de comprender cosas realmente increíbles… pero cuando el efecto cese, nuestra elevación de consciencia disminuirá, y el gran torrente de energía cósmica recibido puede que haya desequilibrado a tal punto nuestra mente, que cuando ésta vuelva a su nivel normal no sea capaz de asimilar todo lo que logró comprender… puede que queden muchos cabos sin atar, desencadenando así un trastorno mental. Y lo mismo pasa por la expansión de consciencia que nos produjo, pues la planta, antes de hacernos comprender algo, primero nos lo da a conocer, por ello, cuando se utilizan este tipo de drogas siempre hay una estrecha relación entre la expansión de la consciencia que nos produjo, y la elevación de la consciencia a la que nos llevó.
Por eso, una planta de poder poderosa, lo que hará será empujarnos a desarrollar las tres virtudes de los caminos espirituales… el problema, es que la brusquedad de esto siempre dependerá de la dosis, y de quien sea tu guía en la toma de la droga (ya hablaremos sobre esto).

virtudes del camino espiritual

Esta imagen representa la interacción entre las tres virtudes de los caminos espirituales. Si el círculo fuera el todo, la fecha hacia arriba es la elevación de la consciencia, desarrollando la sabiduría externa en todo el mundo externo a nosotros. La fecha hacia abajo es el autoconocimiento, desarrollando la sabiduría interna en todo nuestro mundo interior. Y las fechas laterales, son la expansión de consciencia que se da en ambos mundos, el externo y el interno.

La expansión de la consciencia es el conocimiento, aquel no solo está en algunos pocos lugares, también está en el cosmos, y cuando tu consciencia se expande tan bruscamente por los efectos de una planta, perfectamente puedes lograr saber cosas que no sabías, pues tu mente, ayudada también por la elevación que tiene tu consciencia por los efectos de la planta, ha logrado acceder a “la nube de información” del cosmos (por favor, lee el articulo El Origen de las Ideas y su segunda parte, Metafísica de las Ideas para comprender esto) donde se encuentra dicha información.

Te has preguntado por ejemplo, ¿Cómo los aborígenes de todo el mundo han logrado saber qué plantas deben tomar para sanarse de determinados dolores o enfermedades? Uno podría decir que tras muchos años de ensayo y error, ellos han logrado descubrir los beneficios para la salud de muchas plantas… pero como también sabes, los aborígenes de todo el mundo siempre han estado mucho más conectados a las plantas que la mayoría del mundo moderno. El asunto es, que en su conexión intensa con todo tipo de plantas, es posible que en algún momento ciertos aborígenes hayan experimentado con plantas de poder (usando el método de ensayo y error), y en la expansión de consciencia que éstas les han producido, hayan logrado saber qué plantas debían tomar para ayudarse en su salud… y luego hayan pasado el conocimiento de generación en generación. Esa es justamente la tarea del chamán o guía espiritual de todas las tribus.

Los verdaderos chamanes y la dificultad para encontrarlos

Ya con todo lo que les he explicado, está quedando un último punto que tratar. El de los chamanes o guías en el proceso de tomar plantas de poder. Primero que todo, es cierto que con o sin dinero, todos los seres intercambiamos cosas… incluso los animales y plantas intercambian recursos en el ecosistema. Por lo cual, los chamanes no son la excepción… ellos siempre han hecho un intercambio de algo con las personas que acuden por su ayuda. Tal vez, hace muchos años atrás, siglos atrás, la tarea del chamán era mucho más importante que la que tiene ahora, pues aparte de ser el hombre conocedor de las plantas, era también un hombre sabio y verdadero guía espiritual de su tribu. Por ello, cuando alguien acudía por su ayuda, dejando de lado el intercambio con el chamán, éste en verdad tenía una intención sincera por ayudar a la persona. Existía mucho más un “espíritu de servicio” a la comunidad, que un afán de hacer “negocio” con su actividad. Además de esto, quien era chamán o guía espiritual, no era cualquiera, pues era una persona especial, hijo de generaciones y generaciones de chamanes… por lo cual, un verdadero chamán era una persona con un alma destinada a ser chamán, que desde que nació como ser humano, empezó a aprender de este oficio de sus padres, abuelos, bisabuelos, etc. Por tanto, el conocimiento ancestral era enorme.

Lamentablemente los tiempos desde aquellos años han cambiado muchísimo. Las cosas ya no son así… hay “chamanes” que se convirtieron en ello de un día para otro… hombres que no son sabios, no tienen el conocimiento ancestral, ni la experiencia ni tampoco tienen un espíritu de servicio hacia los demás. Y lamentablemente, para quien no sabe nada sobre esto, encontrar a uno de los pocos verdaderos chamanes que existen hoy en día es muy difícil, y es muy fácil que sean engañados por cualquiera que dice ser “chamán”.

Alguien una vez me dijo, “Para saber si un chamán es verdadero, debes conocerlo en su vida misma, ojala vivir con él y así conocerlo”. Hacer esto tal vez puede ayudar, pero no es una prueba infalible… por otro lado, el hombre del que hable antes, el que transitó por el chamanismo me dijo “mmm eso puede ayudar, pero ni aun así uno va a saber las reales intenciones de la persona”. Además de esta gran dificultad, está el hecho de las dosis a tomar, las cuales solo los verdaderos chamanes podrán saberlas con seguridad… el resto solo son experimentos.

El hombre que tránsito por el chamanismo, también me dijo en un momento, “si tú quieres hacer daño, eso es re fácil, matar a una persona lo aprendes en tres meses… pero cómo sanar a una persona, eso es para toda la vida”.

Estoy muy agradecido de haberme encontrado con él, pues su experiencia no hizo más que confirmarme varias de las cosas que yo desde mi propio camino ya había comprendido… y es más, él también me decía que luego de haber dejado el chamanismo y comenzar a meditar, había logrado comprender varias cosas del chamanismo, pero con otros métodos. Lo mismo que me ha pasado a mí.

Ojalá todos entendieran estas cosas, yo he visto a personas usar drogas para “fines espirituales” casi de forma indiscriminada… y lo peor es que el daño se va acumulando sin darse cuenta… llega un punto donde la dosis que siempre se tomaron les hace estallar el desequilibrio mental, del cual, es muy complejo salir. No corran riesgos amigos.

Mi decisión personal

Dentro de todas las razones por las que yo nunca he usado drogas para fines espirituales, está el hecho de que siempre prefiero el camino difícil antes que el fácil, es decir, si puedo comprender lo que necesito y quiero sin el uso de drogas, así lo haré, pues estoy seguro que aquello es lo más verdadero en mi propio desarrollo espiritual. Pues al hacer esto, voy expandiendo, y elevando mi consciencia, avanzando también en mi autoconocimiento no a la fuerza ni con la brusquedad que me podría pasar con una droga. Pensando en el ejemplo anterior de la ampolleta y la pila, es como si yo poco a poco, fuera ensanchando los cables de la ampolleta… hasta que cada vez, puedo conectarla a corrientes eléctricas cada vez más fuertes…y evidentemente, en algún momento, podría conectar la ampolleta a una fuente eléctrica tan fuerte como la del enchufe de una casa. Esto, llevado a la realidad, se traduce en una mayor capacidad para comprender la vida (sabiduría), mayor habilidad para obtener inspiración del cosmos, poder entender misterios existenciales y sacar conocimiento de ti mismo que no sabías que tenías hasta el momento en que te lo has preguntado (autoconocimiento). Así nace mucho de todo lo que escribo en Tu Espada Mental.

La mayor y mejor herramienta en mi camino espiritual, es la meditación… sin drogas, sin música, sin inciensos, sin nada más que yo mismo. Conmigo y nada más me basta para meditar y desarrollar cada vez más las tres virtudes de todos los verdaderos caminos espirituales. Esa es mi práctica espiritual.

Espero que les haya gustado este artículo, y más que eso, que les sirva con lo que han logrado comprender. Eleven su consciencia, expándanla y conózcanse a sí mismos. Con ello llegarán al fin último espiritual.
Un abrazo amigos.
¡Hasta la próxima!

Si te ha gustado esta página, compártela para que llegue a más personas.
¡Muchas gracias!



COMPARTIR EN GOOGLE+

COMPARTIR EN WHATSAPP





COMPARTIR EN GOOGLE+

Marcelo

Sobre el Autor
Marcelo es el autor principal en Tu Espada Mental y utiliza el seudónimo de 'Renacer del Lobo' en redes sociales.
Si deseas puedes seguirlo en Facebook
Renacer del Lobo


Apóyanos con un Me Gusta a nuestra página de Facebook

Descubre qué artículo te prepara el destino pinchando en las flechas

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , ,

numerologia


Suscríbete!

Recibe los artículos de Tu Espada Mental directamente en tu email


¿Nos apoyas con un Me Gusta?

Muchas Gracias!

CERRAR